Polyana Viana, 26 años, es una joven luchadora de artes marciales mixtas quien durante el pasado sábado, mientras esperaba un taxi hablaba por teléfono frente a su casa en Rio de Janeiro, Brasil, lugar por el cual repentinamente se le acerca un hombre.

Se sentó al lado mío y me preguntó qué hora era, pero cuando se la dije me di cuenta que no pensaba irse. Así que atiné a guardar mi celular cuando dijo: Dame el celular, no intentes hacer nada porque estoy armado”.

“Luego puso su mano sobre una pistola, pero me di cuenta de que su mano era demasiado suave”.

“Estaba muy cerca de mí. Así que pensé: ‘Si es un arma, no tendrá tiempo de sacarla’. Así que me levanté. Tiré dos golpes y una patada. Cayó, luego lo atrapé con una toma. Después lo senté en el mismo lugar donde estábamos antes y le dije: ‘Ahora esperaremos a la policía”.

“Estaba tranquila porque él ni siquiera reaccionó después de los golpes, creo que estaba asustado. Así que no reaccionó. Me dijo que lo dejara ir, pero yo estaba muy enojada y le dije que iba a llamar a la policía y él respondió ‘llama a la policía, entonces’ porque tenía miedo de que lo golpeara más”, detalló Viana.

En el momento que llega la policía al lugar, la joven se da cuenta que el arma con la que el ladrón la había amenazado no era real, era solo un pedazo de cartón con forma de pistola.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here