Han sido tantos los artistas que en los últimos meses se han convertido a cristianos que ya es tendencia. Pero… ¿Que pasa cuando eso les afecta económicamente?