Cuba cambió su estructura de gobierno en 1976, al adoptar el denominado Poder Popular, con lo que desaparecieron los cargos de presidente de la República y de primer ministro.

Este cambio solo prevé la unificación de los cargos de presidente de la Asamblea y el Consejo de Estado, órganos ejecutivo y legislativo del país, que tendrán un 21,6% menos de miembros.

El Consejo de Estado, actualmente presidido por Miguel Díaz-Canel, principal figura del poder ejecutivo, perderá casi una tercera parte de sus miembros.

Según un proyecto de ley electoral publicado este jueves, que será votado en julio, la Asamblea Nacional (Parlamento),

“Habrá que elegir al presidente de la República en octubre. En julio discutimos la ley, en octubre empezamos a dar los primeros pasos” dijo Esteban Lazo, presidente del Parlamento.

Según el proyecto de Ley Electoral, el presidente y vicepresidente de la República continuarán siendo elegidos entre los diputados de la Asamblea Nacional para un mandato de cinco años y un máximo de dos períodos.

La Asamblea habilitó una dirección de correo electrónico “para que los ciudadanos que lo deseen envíen sus opiniones, las que serán adecuadamente valoradas”.

.