Cardi B fue acusada por un jurado de Estados Unidos por una serie de delitos tras la pelea que protagonizó en 2018 en un club nocturno.

Según TMZ, en octubre del año pasado Cardi B fue denunciada por dos trabajadoras que aseguraban haber recibido victimas de sillazos y botellazos por parte de la rapera.

Según las declaraciones de las mujeres, la pelea se desató luego de que Cardi B acusara a una de ellas de acostarse con un hombre.

El jurado a cargo del caso decidió incluir 14 cargos que incluyen intento de agresión e intento de ocasionar lesiones físicas severas entre una serie de faltas de gravedad menor.

Anteriormente Cardi B rechazó declararse culpable y descartó un posible acuerdo, lo que podría complicar su caso a nivel judicial.