Muchas personas afirman que el fallecimiento de ocho turistas estadounidenses este año en República Dominicana, es parte de una cadena misteriosa de fallecimientos. Mientras el ministro dominicano de Turismo, Francisco García declaró «Es un fenómeno normal desde el punto de vista médico y estadístico. Las autopsias han mostrado que los turistas fallecieron de causas naturales… Nosotros lo que queremos es que prevalezca la verdad… Aquí no hay nada que esconder»

Cinco de las autopsias fueron concluidas y en tres prosiguen los análisis toxicológicos con asistencia del FBI debido a las circunstancias de las muertes.

Las primeras y más misteriosas muertes que alcanzaron los titulares de prensa fueron las de una pareja que al parecer ocurrieron a la misma hora y en la misma habitación de un hotel. Los cadáveres de Edward Nathaniel Holmes, de 63 años, y Cynthia Ann Day, de 49, fueron encontrados el 30 de mayo en su habitación del hotel Grand Bahía Príncipe La Romana. Varios medicamentos fueron encontrados en la habitación, entre ellos un antiinflamatorio, un opiáceo y un fármaco para controlar la presión, dijo García.

Fuente:https://www.publimetro.cl