En reciente entrevista con Kandyman el artista habló de una mafia musical que según su teoría impera en Miami y solo tienen posibilidad de triunfar quienes de algun modo «se dobleguen» ante quienes toman las decisiones en esa organización.

«Yo soy el castigador, yo soy todo, ninguno tiene el talento real, soy un guerrero en esto con disciplina samuray.» «Algún día esa mafia musical se va a acabar y los hijos de ellos lo sabrán, no hay tratado de paz con esa gente»