Los gustos excéntricos del cantante urbano no dejan de sorprendernos.

Como ya es sabido por todos, la obsesión que tiene Anuel por las joyas lo ha llevado a invertir cantidades inimaginables de dinero en ellas, pero últimamente el puertorriqueño le está perdiendo el cariño.

Como lo dijo en una publicación en su cuenta de Instagram «Ya le estoy perdiendo el cariño a las prendas», pero eso no es todo, agregó «quiero comprarme una isla», tal como lo lee, el bebecito quiere comprarse una isla.

Todo comenzó por una visita que hicieron los tortolitos Anuel y Karol G al zoológico Wildlife Foundation de Miami, en el cual tuvieron acercamientos con cachorros de Leones a los que también acariciaron.

La isla que desea comprar es «para rescatar los leones que están en cautiverio y tenerlos libre en esa isla», escribió en su publicación.