Angela Madsen de 60 años, intentaba cruzar el océano Pacífico.

En abril pasado Madsen partió a cumplir el reto que se propuso realizar, ser la primera mujer mayor en edad en cruzar el océano Pacífico totalmente sola, pretendía cruzar desde Marina del Rey (Los Ángeles, California) hacia Honolulu.

Angela Madsen

Sus cercanos llevaban tres días sin tener noticias de ella, por lo que se dio inicio a su búsqueda, en la que participaron un helicóptero de la guardia costera de Estados Unidos y el carguero alemán Polinesia, los que más tarde dieron con la ubicación de la remera paralímpica, encontrando su bote volcado y el cuerpo de Angela atado a la embarcación.

El viaje duraría cuatro meses y ya llevaba 60 días de recorrido cuando el pasado domingo se perdió totalmente la comunicación con ella.

Durante este miércoles su esposa Debra, a través de sus redes sociales anunció la lamentable noticia.

«Cuando revisé su bandeja de entrada principal no había devuelto ningún mensaje». «Por el rastreo de la embarcación no parecía que estuviera remando sino que estaba a la deriva», detalló.

«Angela conocía los riesgos mejor que cualquiera de nosotros y estaba dispuesta a correrlos porque estar en el mar la hacía más feliz que cualquier otra cosa. Nos dijo una y otra vez que si moría en el intento, así es como se quería ir», terminando su declaración.

Angela y su esposa Debra