Cuando la polémica entre el Insurrecto y Al2 El Aldeano parecía terminar, el mejor bolígrafo de la república lanza un nuevo reto al rapero.

A su vez el Kamel envió un mensaje a los nuevos exponentes urbanos de Cuba, alertándolos acerca de posibles malas decisiones en sus primeros pasos como artistas.