Un terremoto de magnitud 6,5 sacudió el suroeste de China, este martes durante la noche. Hasta ahora, se ha informado de cinco personas muertas y 63 heridos.

Los cinco muertos eran turistas que visitaban el parque nacional Jiuzhaigo, que fue cerrado tras el sismo, informaron autoridades. Otros 100 turistas se encuentran atrapados en el área, informó a dpa Chen Weide, portavoz del gobierno de Sichuan.

El sismo se registró en una región de la provincia central china de Sichuan, cerca del lugar donde tuvo lugar otro fuerte terremoto de 8 de magnitud en 2008.

El epicentro del movimiento se ubicó a casi 300 kilómetros al norte de la capital provincial Chengdu y a una profundidad de 10 kilómetros.